Una de las consultas más frecuentes que recibo en mi clínica es al respecto de la diferencia del color al recibir una corona o una carilla de porcelana en un diente anterior.

Este problema es más notorio entre más nos acercamos a la línea media de la cara. Es decir que en el caso que se nota más la diferencia es cuando el tratamiento a realizar es uno de los dientes superiores del centro o sea uno de los Incisivos Centrales superiores.

Por ejemplo en el los Casos 1 y 2, a estos pacientes les realizaron en otra clínica una carilla de porcelana a cada uno y como podemos observar, el color no es igual al de sus dientes naturales.

Caso 1

Caso 2

En ocaciones el problema del color en un diente central se ha manejado erróneamente haciendo 2 dientes, ya que como igualar el color de un diente natural es difícil, entonces el colega decide hacer dos dientes, lo cual conlleva desgastar un diente completamente sano para así tratar de igualar el color.    Pero esta errónea decisión lo que hace es pasar el problema a los siguientes dientes ya que en la mayoría el resultado es que dos restauraciones de porcelanas se ven iguales entre si, pero estas a su vez se ven diferentes a los dientes naturales. Un ejemplo de esto lo podemos ver en el caso 3 donde por tratar de evitar lo que paso en el caso 1 y 2, decidieron hacer 2 carillas y el resultado tampoco fue el deseado.

Caso 3 

Entonces respondamos la gran pregunta

¿Por qué la corona o carilla no quedó del mismo color que mi diente natural?

Primeramente, debemos entender que cuando hablamos de restauraciones de porcelana (carillas, coronas o incrustaciones) estamos hablando de restauraciones indirectas.    Esto significa que la restauración no va a ser realizada directamente en la boca del paciente sino en un laboratorio dental, por tal motivo la persona que escoge el color del diente en la mayoría de los casos es el odontólogo y la persona que realiza la restauración es un Técnico Dental.

Esta situación conlleva a la necesidad de un sistema muy preciso de comunicación entre ambos para poder obtener un resultado óptimo.

Los motivos que hacen que una restauración de porcelana, sea Corona o Carilla, no queden del mismo color que un diente natural, son múltiples, pero para su mayor comprensión, lo he querido resumir en 3 motivos principales:

  1. Deficiencia en la capacidad de observar el color en la persona que escoge el color del diente. (Problema fisiológico)
  2. Deficiencia en el sistema utilizado para transmitir el color del diente a el laboratorio que lo va a confeccionar. (Problema de Comunicación odontólogo-laboratorio)
  3. Error por no disponer del color exacto de la porcelana para realizar el diente. (Deficiencia en el sistema de confección de los diferentes colores de las porcelanas)

Los dos primeros problemas están resueltos desde hace muchos años de la siguiente manera.

  1. Para el problema 1 donde existen deficiencias en la capacidad de ver color correcto, existen diversos aparatos llamados Colorímetros en su mayoría espectrofotómetros que nos dan el color real del diente.
  2. El problema 2 se resuelve fácilmente, ya que al tener una lectura digital del color real, solo queda enviarlo digitalmente al laboratorio.
  3. Pero el problema 3 es un tema mucho más complejo ya que depende de los fabricantes de porcelanas. 

 Este último problema es muy complicado debido a que existen cientos de colores diferentes en los dientes de los seres humanos, pero para las fábricas de porcelanas no es factible hacer tantos colores y para los laboratorios sería muy costoso tener tantas porcelanas en inventario. 

Debido a esto, el sistema tradicional de porcelanas dentales dispone de una muestra de alrededor 20 colores llamado colorímetro (Fig 1).   Este colorímetro trae un diente de cada uno de los colores disponibles y que son los que más se acercan a la mayoría de los dientes.

Fig 1

El problema es que estos colores son parecidos al del diente de nuestro paciente, pero NO es igual y es por eso que al tratar de hacer un solo diente anterior es muy obvio la diferencia de color.

Fue hasta hace menos de un año que un grupo de técnicos e investigadores dirigidos por el técnico dental alemán Sascha Hein han logrado resolver este complicado problema diseñando una técnica para lograr que el odontólogo pueda mezclar las porcelanas y obtener el color exacto de cada diente y así no tener que usar un color aproximado sino el color exacto.

Esta técnica consiste en varios pasos:

Paso 1:   Se hacen fotografías digitales del diente del paciente con el uso de flashes y polarizadores específicos (Fig 2), y luego se exportan estas fotografías a un software donde colocamos los perfiles de la cámara utilizada (Fig 3) y es de esta forma como logramos una fotografía que refleje el color exacto del diente.

Fig2

Fig 3

Paso 2:   Con la ayuda de una aplicación (Fig 4) diseñada por este equipo de investigadores, se procede a seleccionar el color con el modelo de color CIE Lab que se basa en la percepción humana del color. Se trata de uno de los diferentes modelos de color que ha producido la CIE (Commission Internationale d'Eclairage, Comisión internacional de iluminación), una organización dedicada a la creación de estándares para todos los aspectos de la luz.

Los valores numéricos de Lab describen todos los colores que ve una persona con una capacidad de visión normal. Como Lab describe la apariencia del color en lugar de la cantidad de colorante necesaria para que un dispositivo (como un monitor, una impresora de escritorio o una cámara digital) produzca el color, Lab se considera un modelo de color independiente de dispositivo. Los sistemas de gestión de color utilizan Lab como referencia de color para transformar un color de forma predecible de un espacio de color a otro.

Fig 4

Paso 3:    Luego de seleccionar el color correcto en la fotografía del paciente, esta aplicación nos permite hacer la mezcla de colores de porcelanas exactas para obtener el color del diente de nuestros pacientes con la ayudad de unos instrumentos medidores. (Fig 5)

Fig 5

Es con la ayuda de este sistema que podemos confeccionar los colores de las porcelanas para cada paciente y no hacer como tradicionalmente se usaban los colores más parecidos.

He aquí algunos de los resultados obtenidos con este sistema.

En este caso solo se hicieron los 2 dientes laterales

En este caso solo se hizo un diente

Si por algún motivo tiene un diente natural o alguna restauración dental tipo corona o carilla de porcelana que no se ve del mismo color que su diente natural.  Esta es la técnica correcta para corregirla.

  • Si tiene alguna duda complete el siguiente formulario.
  • Para solicitar una cita directamente puede llamarnos al 394 0846
  • Si desea que le contacten para programar una cita, déjenos un teléfono en el espacio de mensaje.